info@portafoliocultural.org

Taller de Mandalas: Aprendiendo a canalizar emociones

Pintar y dibujar dejó de ser un asunto solo de los niños, ahora los mandalas son recomendados para todas las personas que quieran sanar emociones negativas, relajarse o despejar la mente.
La palabra Mandala proviene del sánscrito y significa “rueda o círculo”. Su principal característica se basa en la creación de imágenes circulares que nacen de un eje central. De allí salen dibujos simetricos de la forma que se desee, con dirección a los cuatro puntos cardinales. Los diseños son a libertad del dibujante y se convierten en un ritual con fines curativos.
Cada dibujo dice algo de nosotros mismos, ya sea que parta de nuestra creación o que sean por elección de patrones ya formados. Su significado depende de las formas que contiene y de los colores que elijamos.
Significado de mandalas según su forma:


El círculo dentro del mandala significa lejanía, extensión, pero también seguridad, lo absoluto, el verdadero yo.

El cuadrado representa la estabilidad y el equilibrio.
El triángulo se relaciona con el agua, la vitalidad y la transformación.
La cruz es símbolo de decisiones. Se puede identificar con los puntos cardinalaes, pero también como las diferentes direcciones y elecciones que debemos tomar en la vida. Implica cambios.
La espiral significa vitalidad y se relaciona con las energías curativas. Pero también puede representar una confusión mental que está atravesando quien dibuja.
El corazón es la unión, el sol, el amor y la felicidad, la plenitud.
La estrella simboliza la espiritualidad y la libertad, así como un gran optimismo y ganas de salir adelante.
Con el laberinto se busca el centro de uno mismo. Confusión, auto reflexión.
La mariposa, simboliza la auto renovación del alma. Transformación y muerte.
El pentágono representa la silueta del cuerpo humano y los símbolos de la tierra, el agua y el fuego.
El hexágono, es la unión de los contrarios, el equilibrio.

 

Significado de los Mandalas según los colores:
Los colores, como pocas cosas, expresan cabalmente nuestro estado de ánimo, aunque no lo identifiquemos conscientemente, el color que elegimos para pintar tiene muchísimo que decir de nosotros.
Blanco: el color perfecto. Es iluminación, pureza, la nada, el todo por hacer.
Negro: se relaciona con la muerte, el misterio o la ignorancia. Lo profundo, la tristeza.
Gris: color de la neutralidad, la sabiduría y la renovación. Calma y espera.
Verde: significa naturaleza, crecimiento y esperanza, libertad, felicidad.
Azul: implica tranquilidad, alegría, satisfacción y paz.
Rojo: amor, pasión y sensualidad. Energía pura.
Amarillo: color del sol, de la luz y de la simpatía irradiada.
Naranja: energía, dinamismo, ambición, ternura, valor.
Rosa: aspectos femeninos e infantiles, dulzura, altruismo, paciencia.
Morado: amor al prójimo, idealismo y sabiduría. Contemplación.
Violeta: música, magia, espiritualidad, transformación, inspiración.
Oro: sabiduría, claridad, lucidez, vitalidad.
Plata: capacidades extrasensoriales, emociones fluctuantes, bienestar.

Resuelve tus dudas . Déjanos un comentario

Menú de cierre